Descripción del proyecto

El suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y fascias que cierra la cavidad abdominal en su parte inferior. Su función es sostener los órganos pélvicos (vejiga, uretra, útero, vagina y recto) en la posición y tono adecuado para su normal funcionamiento.

Un debilitamiento del suelo pélvico provoca diversos trastornos, tales como: la incontinencia urinaria (de urgencia, de esfuerzo o mixta), prolapsos viscerales (la caída de los órganos intrabdominales), dolor pélvico y diversas disfunciones sexuales.

¿Qué puede causar la debilidad de esta musculatura?

Diversos motivos:

Predisposición personal u otras situaciones que aumentan la presión intra-abdominal, tales como la obesidad, algunos deportes de impacto, levantamiento de pesas, menopausia, etc.

Embarazos: en este período se produce un debilitamiento de dichos tejidos causados por el incremento de peso, la hiperlaxitud generada por los cambios hormonales y su distensión por el paso del bebé en el momento del parto

Post-parto: es un momento crítico, ya que un proceso de recuperación inadecuado o acelerado pueden derivar en serios problemas de suelo pélvico.

En ON Fisioterapia tratamos a la mujer de forma global, abordando abdomen, espalda, pelvis y suelo pélvico como un todo. El objetivo de esta terapia es tanto tratar las causas o consecuencias del debilitamiento de dicha zona, como de prevención para impedir que su disfunción disminuya nuestra calidad de vida.

Prevenir la alteración de la estática pélvica:

Corregir la postura, puesto que está muy influida por abdomen y suelo pélvico.
Eliminar la sensación de pesadez (vulvar y piernas).
Evitar prolapso (caída visceral) de grado avanzado.

Obstetricia y Ginecología:

Preparación al parto:

  • . Preparación de suelo pélvico para afrontar el estiramiento máximo del momento del parto con trabajo de flexibilización de la musculatura perineal (masaje perineal, estiramientos perineales) Prevención de las lesiones perineales de origen obstétrico y prevención de la episiotomía.
  • . Preparación física general de la embarazada en función de sus características individuales.
  • . Aprendizaje del pujo fisiológico (en espiración) menos lesivo para el bebé y para la madre.
  • . Aprendizaje de las distintas posturas facilitadoras del proceso de dilatación y del descenso del bebé por la pelvis hasta el nacimiento (biomecánica obstétrica).
  • . Tratamiento de las patologías dolorosas del embarazo: lumbalgia, ciática, dolor en las articulaciones de la pelvis, dolor de espalda…

Recuperación post-parto:

Recuperación de la cincha abdominal, enseñándote a trabajar la musculatura más profunda, abdominal y perineal. Además, con la tecnología avanzada de Indiba, conseguimos oxigenar el tejido, vascularizarlo y disminuir las fibrosidades de las cicatrices (cesárea, episiotomía), evitando así las adherencias que provocan.

Tratamiento de las secuelas del parto, tanto vaginal como por cesárea: caicatriz de episiotomía, cicatriz de cesárea, diástasis abdominal, flacidez abdominal, sobrepeso, estrías.

Prolapso:

Se trata del descenso de los órganos de la cavidad pélvica (vejiga, útero y recto), debido a diversas causas: partos, estreñimiento crónico, la edad (menopausia), componentes genéticos, deportes de impacto (saltos, abdominales, correr, etc.), donde los sistemas de suspensión y sostén (ligamentos, músculos y fascias) de las vísceras pélvicas van cediendo en mayor o menor medida, desencadenando la aparición del prolapso o caída visceral. Los prolapsos genitales puede ser:

Histerocele: caída del útero
Cistocele: caída de la vejiga
Rectocele: caída del recto

Las pacientes diagnosticadas de prolapso genital deben ser informadas y tratadas independientemente del grado del mismo y de si existen o no síntomas asociados (incontinencia, sensación de pesadez, etc). Los tratamientos de Fisioterapia están indicados en los estadios iniciales, ya que son altamente eficaces y pueden prevenir o mejorar el prolapso en diferentes grados. En los grados más avanzados el tratamiento es preventivo para evitar que degenere a más.

Recuperación post-operatoria: Cicatrices perineales. Episiotomía. Cirugía.

El tratamiento precoz de las molestias o disfunciones provocadas por la episiotomía que generalmente suelen ser dolor durante las relaciones sexuales, dolor al sentarse, incontinencia urinaria, etc., hace que éstos desaparezcan rápidamente. Se utilizan técnicas sencillas como el masaje perineal, estiramientos y la diatermia intravaginal.

Reserva tu cita ahora: