Descripción del proyecto

La acupuntura es una técnica milenaria china que consiste en la estimulación de ciertos puntos anatómicos. Para ello utiliza la inserción de agujas en dichos puntos específicos del cuerpo, y consigue tratar con éxito trastornos de estrés, ansiedad, vértigos o algias musculares. El objetivo es restaurar la salud y el bienestar del paciente.

Estas agujas se insertan anatómicamente en ubicaciones definidas en el cuerpo, que afecta a la función de este mismo. Los acupunturistas afirman que estos puntos corresponden a las áreas en la superficie del cuerpo que tienen una mayor conductancia eléctrica.

Los filósofos y médicos chinos habían estudiado la naturaleza durante miles de años, adivinando cómo interactuar con ella para cultivar y guiar el Qi, la sustancia vital y fuerza que anima la vida. El concepto chino de Qi simboliza la vida en todas sus formas: pensamientos y emociones, tejidos y sangre, vida interior y expresión exterior.

La visión china debe incluirse dentro de la medicina occidental. El propósito de la medicina china es proteger la vida humana preservando las condiciones dentro de las cuales se desarrolla. Cada uno de nosotros es representado como un ecosistema, así como la vida dentro de él. Cada uno de nosotros puede experimentar como un pequeño “tao”, una galaxia de planetas internos girando alrededor del tiempo y del espacio.

Estos planetas reciben el nombre de cinco fases transformadoras o 5 elementos: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua. Cada una de ellas funciona como un campo energético ligado a los órganos internos Hígado, Corazón, Bazo, Pulmón y Riñón, cuyas líneas de fuerzas recorren canales del cuerpo (Meridianos) como un entramado de ríos atravesando la tierra. Asimismo, las funciones psicológicas, las características de la personalidad e incluso sencillos impulsos pueden clasificarse dentro de este lenguaje.

De esta manera, cada uno de nosotros desempeña su propia función. La forma física, la forma de movernos, la manera de comportarnos, nuestros síntomas, gustos y sabores preferidos, el olor del cuerpo, el color de la lengua, el sonido de la voz y el pulso revelan las formas en que nuestra persona se organiza y se expresa dentro del contexto de estas categorías o fases.

Esto pone de manifiesto la necesidad de integrar la medicina china con la medicina occidental.

Recibir tratamiento con Acupuntura y hierbas medicinales consigue incrementar los recursos de cada uno y estabilizarlos. Podemos aliviar la irritabilidad, la retención de líquidos, el insomnio, las cefaleas, los trastornos digestivos, los problemas musculares, óseos, ligamentosos, la calidad de la piel, la vitalidad.

La tecnología de la medicina china es simple, barata y sumamente portátil.

Indicaciones y beneficios

Según algunos estudios realizados, la acupuntura puede ser efectiva para el tratamiento de:

  • Alivio del dolor lumbar: la acupuntura se usa sobre todo para aliviar el dolor de espalda crónico. Esta técnica hace que el cuerpo libere analgésicos naturales y hace cambiar la percepción del dolor, aliviando así los síntomas.
    • Previene y reduce los dolores de cabeza o migrañas
    • Calma el dolor de las lesiones en el cuerpo: como la tendinitis, artritis, esguinces de tobillo o dolor muscular
    • Dolores menstruales y aumento de la fertilidad: la acupuntura puede reducir las hormonas del estrés, que promueven la infertilidad, aumentar el flujo de sangre al útero, haciendo más fácil la fecundidad, y regula el ciclo menstrual, permitiendo la planificación familiar. La acupuntura también ayuda a las mujeres que sufren un desequilibrio hormonal (síndrome de ovario poliquístico) o dolores menstruales.
    • Alivia el estrés, ansiedad y depresión.
    • Mejora la digestión
    • Contrarresta los efectos secundarios de la radiación: los pacientes que tienen cáncer y se someten a radioterapia, pueden tener efectos secundarios como náuseas o sequedad de boca. La acupuntura disminuye dichos efectos.
    • Mejora el estado general de la salud y el bienestar

Reserva tu cita ahora: